Ángela Alonso: “En Londres todo es posible, puedo decir que mi sueño se ha hecho realidad”

Su pasión por el flamenco le llevó a crear su propia escuela, Ilusión Flamenca. Desde muy pequeña, Ángela Alonso, ya estaba dando clases en la escuela de su tía. Hasta día de hoy, el flamenco se ha convertido en una forma de vida para ella. De esta manera, ha participado en eventos nacionales e internacionales y giras por todo el mundo. Nuestra siguiente protagonista tiene mucho arte, ¡no te la pierdas!

DSC_2787
Ángela Alonso, directora de Ilusión Flamenca y Marina Bastías, periodista de Genteventos. Foto: Javier Parra

 

¿Cuándo empieza tu pasión por el flamenco?

Yo he nacido con el flamenco, ya que en mi familia hay varios artistas. Esto fue un poco inevitable. Cuando era un poco más mayor empecé a sentir la pasión, pero ya de otra manera. Bailar y expresar el flamenco me hacen sentir bien, es una forma de desahogarme. El flamenco siempre me ha mantenido viva, metafóricamente.

Ángela Alonso y Marina Bastías en la academia Ilusión Flamenca. Foto: Javier Parra
Ángela Alonso y Marina Bastías en la academia Ilusión Flamenca. Foto: Javier Parra

¿Cuándo empiezas a impartir clases de flamenco?

Mi tía Trini García tenía (y tiene) una academia de baile, desde muy pequeña mi madre me mandaba a su escuela para quedarme con ella y ver como daba sus clases. Le vi enseñar desde que tengo uso de razón, y eso ha sido determinante a la hora de empezar con mi escuela, y sobre todo, para tener éxito. Con diez años ya estaba enseñando sevillanas a personas mayores. Jamás podía pensar que esto iba a ser una carrera.

 

¿Cómo empieza Ilusión Flamenca?

Todo comenzó por casualidad en un fiesta de la oficina en la que yo trabajaba de Project Manager, nada que ver con todo esto. Había que llevar un plato típico de nuestra tierra y como yo odio cocinar, llevé los zapatos, el traje y las castañuelas y me marqué un baile. Al final unas cuantas compañeras se reunieron y me pidieron que les enseñara a bailar flamenco. Así fue como empezó todo realmente.

 

¿Por qué Londres?

Vine aquí de viaje cuando tenia dieciocho años, me encantó y me sentía cómoda en esta ciudad porque siempre he sido bastante rebelde. En España te apuntan con el dedo si eres diferente y aquí te ponen en un altar. Hace dieciséis años volví a Londres de nuevo por casualidad y me quedé. El principio nunca es fácil, pero cuando uno se esfuerza y trabaja duro llega a donde quiere llegar.

¿Alguna anécdota?

Ángela Alonso, almeriense y luchadora por sus sueños, nos cuenta su historia. Foto: Javier Parra
Ángela Alonso, almeriense y luchadora por sus sueños, nos cuenta su historia. Foto: Javier Parra

Algo que jamás olvidaré fue este pasado enero cuando me puse los tacones de flamenco para dar clases de nuevo, después de estar 6 meses retirada por una operación complicada. Me emocioné, fue un sentimiento que no sabría cómo explicar.

 

¿Hay mucha afición por el flamenco en Londres?

Realmente yo estoy aquí por las ganas que tiene la gente de aprender y la admiración y el respeto que sienten hacia el flamenco. Valoran mucho el flamenco, y eso a mi me llena. Mis alumnas son de todas partes del mundo, aunque también hay españolas. Nos encontramos con un público multicultural y cosmopolita, como Londres.

Profesionales internacionales de la talla de Antonio Canales o Rafael Amargo colaboran directamente con Ilusión Flamenca, ¿Podrías contarnos un poco?

Ambos me han ayudado a hacer galas benéficas. La primera que hice fue con Rafael amargo, debido a la situación de crisis que actualmente sigue en España. Recuerdo que una navidad viendo la tele, vi a mucha gente haciendo cola para poder conseguir comida. Sentí que tenía que hacer algo, me chocó muchísimo. Fue una gala muy bonita donde todo el mundo aportó su granito de arena. Pudimos donar 6000€ al banco de alimento español.

Y la segunda vez fue con Antonio Canales, con el cual conseguimos 4000€ para una asociación de niños discapacitados.

En ambas ocasiones ambos lo hicieron de manera desinteresada. Una vez que están aquí siempre intento que impartan algún curso.

La escuela Ilusión Flamenca durante la entrevista para Genteventos. Foto: Javier Parra
La escuela Ilusión Flamenca durante la entrevista para Genteventos. Foto: Javier Parra

¿Hay más facilidad en Londres que en España para dedicarte al flamenco?

 Aquí en Londres todo es posible, puedo decir que mi sueño se ha hecho realidad. Nada es fácil, hay que trabajar muy duro.

Cuando estaba en España veía en la tele a Antonio Canales, Joaquín Cortés o Farruquito como mis ídolos, hoy día están en el sofá de mi casa. Esto es el sueño de cualquiera.

 

Por último, ¿Podrías darle un consejo a todos aquellos españoles que han tenido que dejar su país para luchar por sus sueños?

El secreto de éxito está en tener los pies en la tierra. A los españoles que están luchando por su sueño, decirles que si estuvieran en España no estarían haciendo nada. Cuando empiezas desde abajo lo valoras más cuando llegas arriba. Siempre hay que estar al pie del cañón.

Entrevista: Marina Bastías

Fotografía: Javier Parra

Grafismo: Noemí Barro

 

Sigue leyendo:

Marina Bastías

Marina Bastías

Redactora en Genteventos y responsable de la sección Perfiles. Licenciada en Periodismo, Publicidad y RRPP y Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid. Desde España, nuestra malagueña decide cambiar su rumbo a Milán para finalizar sus estudios, y de ésta a Londres para quedarse un par de meses, aunque ya lleva dos años. Está claro que nuestra redactora está enamorada del non-stop de esta ciudad. Amante de la fotografía, cine y la música, encuentra Londres como la ciudad de las oportunidades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *