Movember: bigotes por una buena causa

Una plataforma australiana lleva diez años impulsando el movimiento a favor de la lucha contra el cáncer de próstata y otras enfermedades que afectan gravemente a la salud del hombre.

Foto: Movember Foundation

Llega noviembre y el vello facial inunda los rostros masculinos: bigotes falsos o  verdaderos, bigotes cortos y tímidos, bigotes extravagantes y desmesurados. Podría tratarse de la última tendencia hipster, pero no. Al igual que las mujeres apoyan la lucha contra el cáncer de mama luciendo pañuelos o lazos rosas, la fundación Movember ha retado a los hombres a dejarse bigote durante el mes de noviembre con el objetivo de concienciar a la población masculina sobre el cáncer de próstata y testicular.

El movimiento –que fusionó los términos moustache y november para crear su original nombre– nació en noviembre de 2004 en Australia y Nueva Zelanda con la intención de “cambiar la cara de la salud del hombre” y sensibilizar a la población masculina sobre los peligros de este tipo de cánceres y de otras enfermedades como la depresión o los problemas de corazón. Diez años después, el reto del bigote se ha convertido en un evento anual mundial en el que participan hombres de Reino Unido, España, Estados Unidos, Canadá o República Checa.

La ONG Movember Fundation no solo ha conseguido trasladar su reto a varios países, sino que también ha logrado recaudar más de 170 millones de dólares en todo el mundo, que han servido para financiar nuevas investigaciones, diagnósticos y tratamientos efectivos para poder reducir el número de víctimas del cáncer de próstata, una de las principales causas de muerte en hombres mayores de 75 años, según un informe elaborado en 2013 por el Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos.

Foto: Movember Foundation

La implicación de la población masculina en este movimiento ha ayudado también a promover una temprana detección del cáncer. Además de los chequeos anuales, la fundación incita a los hombres a ser conscientes del historial de cáncer de sus parientes masculinos y a adoptar un estilo de vida saludable.

El poder de Internet y las redes sociales

Movember Foundation decidió lanzar los Moscars en 2011, un evento global a través de Internet en el que los usuarios participan con vídeos en los que muestran cómo se han involucrado con el movimiento. Google Chrome también participó ese mismo año con un vídeo que alcanzó el millón de visitas, en el que explicaban en qué consistía el reto del bigote y cómo podían los hombres ayudar a crear conciencia sobre el cáncer de próstata y testicular.

En este sentido, Internet ha sido una herramienta muy poderosa para difundir los valores y el objetivo de Movember. Y no sólo a través de vídeos de particulares, sino también gracias a fotografías y apariciones de famosos que se han dejado bigote como muestra de apoyo al movimiento. Uno de los más llamativos fue el actor Ashton Kutcher cuando apareció el año pasado en el programa de Ellen Degeneres luciendo un bigote falso. La estrella de Dos Hombres y Medio explicó que nunca lleva bigote ni barba porque le crece de forma irregular “como a un adolescente”, pero que eso no le iba a impedir formar parte de Movember.

Foto: Movember Foundation

Y aunque este año las amapolas rojas en recuerdo de los soldados británicos caídos en la Primera Guerra Mundial han sido las protagonistas en Reino Unido durante el mes de noviembre, los bigotes también han inundado las redes sociales de muchos usuarios y organismos públicos, como la Policía Metropolitana de Londres. Una patrulla decoró uno de sus coches policiales con una pegatina de un gran mostacho negro y la compartió en la cuenta de Facebook de Movember UK para dejar claro que ellos también se habían dejado bigote, aunque de otra forma mucho más original.

Texto: Alexandra R. Cifre

Imágenes: Movember Foundation

Sigue leyendo:

Patricia Israel

Patricia Israel

Creadora, editora y web manager de Genteventos Blog. Licenciada en Derecho y Comunicación Audiovisual, escribir y comunicar siempre han sido sus caminos para llegar a las personas. Utilizar el poder de internet para informar a un amplio público, fue la primera piedra para este proyecto. Ha encontrado en la ciudad de Londres, su paraíso personal y profesional para llevar a cabo sus próximas metas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *