Nostalgia en Londres

Esta última semana no me esta resultando precisamente sencilla. El ambiente que se respira en Londres me está haciendo recordar los buenos momentos que he pasado -y espero volver a pasar- en España por estas fechas con mi familia y amigos. Aunque aquí tengo mucho apoyo de nuevos amigos que he ido haciendo aquí, la sensación no es ni remotamente la misma y vuelve la nostalgia.

Árbol de Navidad Foto: Anabel Rodriguez
Árbol de Navidad
Foto: Anabel Rodriguez

Últimamente cuando voy a trabajar, voy observando como ya se han decorado las tiendas con motivos navideños, al igual que muchas calles… y, como anochece mucho antes y el frío y el viento cada vez se superan más. Todas estas sensaciones, unidas a constantes conversaciones con personas que van a volver a su casa por Navidad, me hacen plantearme si hice bien en irme a otro país tan lejos de los míos. El no saber a ciencia cierta si podré verlos en persona y pensar en una cena vía skype no ayuda.

También quiero señalar que no todo lo que pasa por mi mente es tan negativo ni muchísimo menos; el apoyo que recibo aquí es digno de mencionar. En Londres se conocen personas con todos los tipos de personalidad que podáis imaginar y, en conjunto, consiguen animarme ante cualquier problema que pueda surgirme. Y luego están todas las personas que, desde la distancia, consiguen sacarme una sonrisa aunque sea a través de un un mensaje de teléfono.

Nostalgia
Calles de Londres
Foto: Anabel Rodriguez

Es por todo lo anterior que he planeado una serie de visitas para comenzar este mismo fin de semana como, por ejemplo, visitar Covent Garden que me han comentado que si es bonito y entretenido ya de por si, con los adornos navideños lo es aún más.

No puedo dejar de comentar otros de los cambios que he ido notando las dos últimas semanas, me refiero al frío. Me he dado cuenta (después de varios intentos) de que el plan de tomar un café en una terraza ha desaparecido completamente y como, en su lugar, han aparecido los planes de película en la sala de estar en un sillón y con una mantita ¡es un plan perfecto después de un día duro de trabajo!

Así que quedo ansiosa a la espera del fin de semana que, según dice el parte meteorológico, puede que vaya a disfrutar de un Londres nevado como el de las películas.

Sigue leyendo:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *