Una pistola en cada mano

Una pistola en cada mano_jordi_cayetana

El Spanish Film Festival 2013 recoge la cinta Una pistola en cada mano, de Cesc Gay, matando dos pájaros de un tiro: sirve para la sección Catalan Window y se incluye entre las películas que homenajean este año al actor Jordi Mollá, el cual protagoniza uno de los episodios de esta historia coral con dirección teatral del creador de la semejante En la ciudad (2003).

La pulcra asepsia de ciertas películas, el guiño juguetón e irónico de muchos (y artificiales) diálogos o el tono guasón autoconsciente de los intérpretes hacen complicado que se pueda considerar como cine malo a estos films o, al menos, que no se les tenga una casi obligada simpatía. Una pistola en cada mano cumple con esas tres características. Los que estamos cerca de los cuarenta nos podemos sentir identificados fácilmente con las vicisitudes y “aventuras” del ciudadano moderno en esta edad que se exponen durante el metraje. La última obra del director catalán se cura en salud de entrada sin tomar demasiados riesgos ni en lo visual ni en lo narrativo, algo que –no voy a decir una barbaridad- siempre ha sido la tónica común del cine español…y qué tire la primera piedra el que nunca lo haya pensado.

En el segundo segmento de la película, más o menos a los veinte minutos, escuchamos decir con pesar a uno de los personajes y a su ex mujer que el piso del primero “es una mierda”. Escasos instantes antes de finalizar la película, vemos que el piso de aquel es tan amplio que podría alojar a cinco familias. Esos dos detalles resumirían perfectamente de qué va la última obra de Gay. Una historia urbana  à la Woody Allen llena de mujeres seguras de sí mismas y hombres con complejo de Peter Pan, antihéroes de apariencia ilustrada a los que cualquier cosa les parece un mundo, la clase media civilizada y además orgullosa de revolcarse en sus propias miserias.

Una pistola en cada mano_ricardo-luis

Una pistola… cuenta con los reyes actuales del star system de España. Nada se le puede reprochar a todos los actores y actrices que componen el microcosmos de Gay sobre el cuadragenario moderno del país de Rajoy. Si bien el Goya a la mejor secundaria fue para Candela Peña –famoso y polémico fue su discurso de recogida del premio- lo mismo se lo podían haber dado a sus otras compañeras de reparto Clara Segura, Cayetana Guillén Cuervo o Leonor Watling. En el lado masculino, Eduard Fernández, Ricardo Darín, Javier Cámara, Luís Tosar, Leonardo Sbaraglia y Eduardo Noriega están espléndidos.

Es la calidad de los intérpretes lo que consigue que varias escenas de inclinación apática se transformen en interesantes para el espectador. Fernández sale ganando en la división del guión, componiendo las líneas más ingeniosas. La previsibilidad de algunas secuencias, que además llevan a calles con anodinas salidas, no impide que se mire con melancolía y generosa comprensión lo que Cesc Gay nos enseña en la pantalla.

Una pistola en cada mano se proyectará el viernes 27 de septiembre a las 20:30 en el Ciné Lumiere, seguida de la suculenta charla del genial Javier Cámara.

Miguel Ángel Mesa Báñez

¡Ayúdanos a hacernos populares con un sólo click! Vótanos para los premios bitácoras en la categoría VIAJES ¡Gracias!

Votar en los Premios Bitacoras.com

Patricia Israel

Patricia Israel

Creadora, editora y web manager de Genteventos Blog. Licenciada en Derecho y Comunicación Audiovisual, escribir y comunicar siempre han sido sus caminos para llegar a las personas. Utilizar el poder de internet para informar a un amplio público, fue la primera piedra para este proyecto. Ha encontrado en la ciudad de Londres, su paraíso personal y profesional para llevar a cabo sus próximas metas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *